4 min read

No descuides tus proyectos personales

Nota: En Monoku estaremos creando una serie de posts en los que queremos compartir desde nuestro punto de vista, algunos de nuestros…

Nota: En Monoku estaremos creando una serie de posts en los que queremos compartir desde nuestro punto de vista, algunos de nuestros aprendizajes sobre este medio y que lo que buscan es animarte, darte información útil y que puedas poner en práctica. En esta ocasión contamos con el aporte de Andrés Carreño, diseñador UX/UI en Monoku, en el desarrollo de este post.

https://unsplash.com/search/creative?photo=VkwRmha1_tI

Queremos hablarte sobre un aspecto que consideramos vital para mantenerte motivado y en constante progreso: No dejar a un lado tus proyectos personales.

Seas emprendedor o empleado, ama de casa o estudiante, sea lo que sea que hagas, queremos invitarte hoy a que recuerdes esos proyectos personales que has dejado a un lado, pero que en últimas te hacen ser tú. Puede ser aprender a tejer o bordar, aprender a programar o diseñar, escribir un blog, escribir una novela o una obra de teatro, ver esa colección de cine que tienes guardada hace meses o años, rescatar ese juego que tanto te gusta, crear esa iniciativa, ese grupo, ese proyecto, esa empresa. Pueden ser tantas cosas…

Pero sucede que en lo inevitable del corre corre diario, vamos dejando esos proyectos atrás. ¿Por qué olvidar algo que nos encanta y nos hace mejores quizá para nosotros mismos? Podrías pensar que bordar o rescatar un juego no es importante, tal vez porque no te da ingresos, porque según la sociedad eso no es “productivo”. Pero, ¿Desde cuándo lo único importante es ganar dinero o ser “productivo”? Y, ¿Desde cuándo es importante que algo que amamos hacer sea o no aceptado socialmente?

Hoy te invitamos a ser un poco más egoísta, si cabe la palabra. Piensa en ti, en lo que te recuerda tus mejores momentos, en esos pequeños detalles que componen tu vida y que le dan un toque único que te hace ser tú. Toma el ánimo para hacerle un espacio en tu horario y comienza por fin ese proyecto personal que está empolvado y ansioso por ser creado.

A veces, sin que te lo imagines, el hacer realidad tus proyectos personales te da muchísimas herramientas para ser más seguro en otras áreas de tu vida y sin quererlo, aporta de manera significativa en tu trabajo, especialmente si tu proyecto alternativo tiene algo que ver con lo que haces en tus horas laborales. (Recuerda que no necesariamente deben estar relacionados, si estás haciendo algo que amas mucho en otros espacios, eso hará que hasta tu ánimo mejore, que estés más tranquilo.)

Ahora bien, tomemos el ejemplo de nuestro diseñador Andrés Carreño, que mencionamos al comienzo de este post. Él se ha propuesto no descuidar sus proyectos personales y en su tiempo libre se ha dado a la tarea de crear iniciativas como HeyFont, Papá Aprendiz, su blog personal y su página web.

Cuando estábamos hablando de este post, él me contaba que el hacer estos proyectos no sólo lo ha hecho más feliz, sino que ha mejorado sus habilidades como diseñador, pues ha tenido que investigar y aprender muchas cosas nuevas, incluso ha aprendido a programar y el resultado de esto es su página web .

También ha hecho que sea más propositivo en su trabajo, pues sus proyectos personales le han dado ese conocimiento que lo hacen ser más seguro de sus habilidades y de lo que puede lograr.

Esto te lo contamos para que lleves esto y lo adaptes a tu profesión y tus pasiones. Puedes hacer mil cosas con lo que sabes hacer y queremos animarte a que además de estos beneficios, también tengas en cuenta que:

  • Si practicas mucho, si aprendes nuevas cosas, esto te hace un profesional más creativo y con autoridad suficiente para sustentar y sacar adelante nuevas ideas para tu emprendimiento o para la empresa para la que trabajas.
  • Si estás fuera del ámbito laboral, tus proyectos simplemente te hacen más feliz porque te acercan a tu identidad.
  • Te van a dar más y más ganas de seguir aprendiendo, se va a despertar tu curiosidad y esto sólo significa que avanzarás a pasos agigantados. (¡compruébalo por ti mismo!)

Así como le das la importancia que se merece a un proyecto para un cliente, o un proyecto en tu trabajo, hoy nos encantaría que le des esa misma importancia a tus proyectos personales; trátalos como si fuera un trabajo para tu mejor cliente, tú.

Este tema nos hizo recordar el trabajo de la diseñadora Jessica Hische, ella nos cuenta cómo lo que ella llama “Procastiworking” la ha salvado de caer en rutina y aburrimiento. Ella hace lo que ama, que es diseñar tipografías, pero aunque ama hacer esto, también quería explorar nuevos proyectos que aunque no le significaran ingresos monetarios, le trajeran no sólo nuevo conocimiento y experiencia, sino mucha alegría.

Te dejamos el video de esta conferencia, es muy interesante. y también el link a sus proyectos alternativos.

Jessica Hische - Side Projects
The portfolio and random thoughts of a crazy cat lady.

Esperamos que después de leer esto salgas corriendo a hacer eso que tanto has querido. No descuides tus proyectos personales y ante todo, no te descuides a ti mismo.


¡Hola! ¿Ya conoces sobre Monoku? Somos una empresa que diseña y desarrolla productos digitales para hacer la vida de los demás, mejor. Te invitamos a conocer más de nosotros en http://monoku.com/ y en nuestras redes sociales https://www.facebook.com/mrmonoku/ ehttps://www.instagram.com/monoku_/