2 min read

No esperes el momento adecuado, ¡Sólo hazlo!

Creo que muchos hemos comprobado que nunca existe el momento oportuno.
No esperes el momento adecuado, ¡Sólo hazlo!
https://unsplash.com/collections/459787/waiting?photo=Q9kRli6t7pw

Creo que muchos hemos comprobado que nunca existe el momento oportuno.

Lo que pasa frecuentemente, es que se dan las cosas, que el tiempo se alínea con las ganas y de repente surgen. Pero son cosas muy inesperadas, incluso a veces ni planeadas. Estas nos sorprenden, nos hacen felices y puede ser que se mantengan en el tiempo.

Hay planes a los que les agregamos vertientes, o los enriquecemos sobre la marcha: Vamos improvisando y encontrando el camino.

Pero también hay planes o metas que por años quizá hemos tenido en mente y no hemos hecho, porque para nosotros significan tanto que queremos encontrar el momento adecuado.

Ese momento no existe.

Si aplazamos algo sólo porque no nos anima mucho, eso no importa…Lo que es vital es que si queremos hacer algo porque nos mueve mucho y nos da temor no tener las condiciones perfectas ¡Es realmente el momento más adecuado para comenzar!

Así como la semana pasada decíamos que es mejor hacer más y pensar menos, hacer nos conduce a crear un hábito permanente, donde simplemente nos lanzamos a conquistar lo que queremos.

Entonces, si es por dinero, hoy puedes empezar a ahorrar aunque no se pueda mucho, si es porque quieres esperar al socio indicado, revisa si puedes iniciar tu sólo, si es porque no te da el tiempo, ¿Qué cosas podrías dejar de hacer que no son proridad?

Aunque sea una hora diaria que le puedas dedicar a la idea, eso irá sumando y con el tiempo se irá convirtiendo en una bola de nieve que va cogiendo fuerza si es algo que realmente te motiva mucho.

Nunca estaremos listos ni emocionalmente, ni intelectualente, ni socialmente ni personalmente.

Entonces si estamos esperando una especie de perfección en nosotros mismos para iniciar algo, tal vez estamos perdiendo tiempo valioso para emprender.

Si nos estamos preparando y conscientemente sabemos que hemos aplazado algo porque queremos ser mejores y vamos hacia eso, entonces está perfecto! El enfoque aquí es observarnos y ver si aplazamos algo por miedo, por no creernos suficientemente preparados o por exagerado perfeccionismo.

A veces planear mucho es increíblemente útil, pero también a veces sin tanta mente y sin tantas complicaciones, se pueden lograr grandes cosas!


¡Hola! ¿Ya conoces sobre Monoku? Somos una empresa que diseña y desarrolla productos digitales para hacer la vida de los demás, mejor. Te invitamos a conocer más de nosotros en http://monoku.com/ y en nuestras redes socialeshttps://www.facebook.com/mrmonoku/ehttps://www.instagram.com/monoku_/