3 min read

Que el privilegio no nos nuble la empatía

Esa frase pasa por mi mente con mucha frecuencia. Aquí en Colombia, ha sido una de las más usadas en nuestros carteles de protesta en estos…
Que el privilegio no nos nuble la empatía
Photo by Greg Rakozy on Unsplash

Esa frase pasa por mi mente con mucha frecuencia. Aquí en Colombia, ha sido una de las más usadas en nuestros carteles de protesta en estos tiempos complejos.

Escribo desde un lugar de privilegio, pero no siempre ha sido así. Nací en un contexto en el que viví en carne propia necesidades, ver a mi familia luchar y trabajar duro para darnos una vida digna. Desde muy pequeña entendí el valor de trabajar duro, de buscar ayudar con mis actitudes y mis decisiones no sólo a mi familia, sino a las personas que están en mi vida inmediata, y después de mucho trabajar, esforzarme en superar no sólo mis limitaciones mentales, sino mis miedos e incluso inseguridades puedo decir que hoy ocupo un lugar en el que me es más fácil vivir.

Pero ahí empiezan a surgir las preguntas, ¿Por qué tiene que ser tan difícil lograr unas condiciones dignas de vida? No hablo de excesos, ni de lujos, sino de las cosas básicas que necesitamos para vivir con tranquilidad. ¿Por qué es un lujo trabajar con ciertos beneficios, en un lugar en el que sientas que eres respetada, respetado? Esto no debería ser algo extraordinario. Debería ser la normalidad.

Pertenecemos a la industria tech, que nos ha abierto las puertas y nos ha recibido a muchas y muchos de nosotros, sin exigirnos un título, un status, una historia de éxito y méritos; hemos visto un nuevo mundo de oportunidades crecer ante nuestros ojos. Esto no es algo común. No al menos en nuestro país.

Por eso, desde muchas empresas a las que pertenecemos, buscamos apoyar, fortalecer las comunidades que enseñan a programar o a adquirir habilidades que le permitan a cada vez más personas unirse. ¿Qué me mantiene motivada? Sentir que con mi trabajo puedo aportar a que muchas más personas puedan tener la oportunidad de aprender, ganar rápidamente habilidades con las que puedan acceder a un trabajo con condiciones dignas.

Pero al pasar el tiempo, llevas uno, dos, diez o más años trabajando en la industria y eso se vuelve la cotidianidad. Te es fácil tomar vacaciones, trabajar desde casa, te parece normal poder acceder a ciertos conocimientos, tener acceso a distintos dispositivos tecnológicos, te es más fácil cumplir ciertos sueños. Y entonces lo ves como algo normal, cotidiano. Y ahí, tal vez, empiezas a perder la empatía.

El llamado es a reconocer el esfuerzo, el mérito que tiene trabajar duro para llegar hasta donde hemos llegado, en esta y muchas otras industrias, pero que siempre, siempre, conservemos una mirada franca, realista, transparente y sobretodo empática. No olvidemos que no todas las personas ven el mundo de la misma manera, que no todas hemos tenido las mismas oportunidades; que hay personas que hoy no ven el camino porque es en realidad difícil vivir y sobrevivir en este país, en este mundo.

Que el privilegio no nos nuble la empatía, significa hoy para mí, que usemos ese lugar para crear más, mejores y nuevas posibilidades para muchas personas, las que más podamos. Que las empresas creen espacios, iniciativas, den a conocer su voz y su intención de apoyar el desarrollo y el crecimiento. Que las personas que trabajamos en estas empresas, no nos encerremos en nuestro mundo pequeño, sino que nos preguntemos qué podemos hacer como individuos para aprender más, para enseñar y compartir más lo que sabemos en nuestro medio inmediato.

Hay mucho que podemos hacer, nos falta dar más, mucho más. Nos falta entregar las herramientas que tenemos, al servicio de quien quiera usarlas.

Cualquiera puede mirarte. Pero muy pocas veces encuentras a alguien que ve el mismo mundo que estás viendo tú.

John Green.


¡Hola! 👋🏼

¿Ya conoces Monoku? Somos una organización latinoamericana que crea, diseña y desarrolla productos digitales con el objetivo de conectar e impactar de manera positiva la vida de las personas. Te invitamos a que nos conozcas más visitando http://monoku.com y seguirnos en nuestras redes sociales Facebook, Instagram ,Twitter y YouTube.